Translate

martes, 14 de octubre de 2014

SALUD. Dermatitis atópica

Hoy voy a hablar acerca de la dermatitis atópica. Esta entrada pertenece a la categoría de salud, como la anterior de la dermatitis seborreica, espero que resulte interesante y pueda ser de ayuda.
Si te apetece conocer un poco más acerca de esta afección, quédate conmigo.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es un tipo de eccema donde la piel reacciona fácilmente y anormalmente a alérgenos ambientales, irritantes y alimentos. Se presenta principalmente en niños y es poco probable que ocurra en cualquier persona mayor de 30 años, de hecho, aunque el problema aparezca en los bebés, es muy normal que desaparezca una vez pasados los 36 meses. La piel se vuelve escamosa, roja y con picazón, y es más susceptible a alguna infección bacteriana. Por ello, es muy importante consultar con el especialista lo antes posible ya que podría tratarse de un reflejo de otro problema como la celiaquía o algún tipo de intolerancia alimenticia.
Este tipo de eczema se puede producir en cualquier área del cuerpo. Pero las zonas más afectadas son, normalmente, las manos, los pies, los tobillos, las muñecas, la cara, el cuello y la parte superior del pecho. También se puede producir en la piel alrededor de los ojos y en los párpados.

Causas:
Causas hereditarias:
Entre un 50% y un 70% de pacientes con dermatitis atópica tienen antecedentes de atopía entre sus familiares, por lo que se podría hablar de herencia genética. Pero esto no explica el aumento exponencial de personas con dermatitis atópica en los últimos 30 años.

Causas alérgicas:
La dermatitis atópica casi siempre está relacionada con ciertas alergias ambientales: casi todos los afectados son sensibles a ácaros del polvo, epitelio de animales y determinadas plantas como cenizo o flor del olivo. Igualmente ciertos alimentos como los tomates o la leche de vaca pueden ser contraproducentes; es recomendable la realización de pruebas alérgicas para determinar cómo afecta cada uno.

Causas del sistema nervioso:
Se trata de una respuesta anormal del sistema nervioso autónomo.

Causas psicológicas y emocionales:
La piel es un órgano de somatización, es el órgano más extenso y también es a través del cual se realizan las primeras interacciones con el mundo y en el que se manifiestan las acciones de las situaciones de las personas con reacciones favorables o desfavorables. 
Cuando las situaciones cotidianas sobrepasan el nivel de tolerancia, interés o ansiedad que una persona les presta normalmente, se vuelve una situación de estrés, y, al igual que para cada ocasión, hay diferentes formas de reaccionar antes estas situaciones.
Es por ello que muchas veces aparecen en niños y adultos erupciones y no sabemos muy bien por qué es, esto es muy normal en la adolescencia.

Síntomas:
Sus síntomas son:
  • Picor todo el tiempo (incluso de noche).
  • Ampollas que supuran y forman costras.
  • Enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas.
  • Erupción cutánea.
    • en niños menores de 2 años las lesiones de piel empiezan en las mejillas, los codos o las rodillas.
    • en los adultos la erupción compromete con más frecuencia las superficies flexoras (internas) de las rodillas, los codos y tobillos (sobre todo).
  • Áreas de la piel secas y curtidas.
    • pigmentación en la piel inferior o superior al tono normal.
    • se localizan comúnmente en la parte interior del codo o detrás de la rodilla.
    • se pueden propagar al cuello, las manos, los pies, los párpados, detrás de la rodilla o los labios.
  • Áreas de la piel en carne viva debido al rascado.
  • Pus y sangrado del oído.
  • Escozor en la zona dañada.
  • Áreas gruesas o con apariencia de cuero, llamadas liquenización, lo cual puede ocurrir después de rascado o irritación prolongados.
Tratamiento:
Es el especialista el que debe poner el tratamiento, y con mucha más razón si se trata de niños pequeños, ya que podemos creer que estamos ante un problema y agravarlo si el tratamiento no es el correspondiente.

Mi experiencia:
Mi dermatitis atópica es resultado de tener una piel reactiva a ciertos químicos y emocional. En momentos de estrés mi cuerpo se defiende con eccemas en partes localizadas de mi cuerpo: cara, brazos y piernas, llegando a extenderse si no lo controlo.  
El tratamiento que me ha funcionado es la crema Elidel y el Atopicontrol Crema forte de Eucerín. Mucho cuidado con la crema Elidel, son muchos los efectos secundarios que tiene y debe ser usada bajo control médico, uno de los efectos que más he notado ha sido el crecimiento de vello más grueso, lo que una cosa te quita te da otra. Hace ya mucho que con el uso de la crema de Eucerin lo controlo y no necesito más. Ésta última no tiene medicamentos y su uso es seguro. Algo muy importante es la protección solar, con el sol los síntomas de la piel se agravan.
El uso de corticoides e hidrocortisona debe ser durante un corto periodo de tiempo, y, siempre, controlado por el médico, son muchos los efectos secundarios, y, a mí personalmente, me producía un efecto rebote increíble. 


No soy una experta, ni mucho menos, por lo que con este tipo de artículos sólo quiero dar a conocer posibles problemas que pueda haber y animar a ir al especialista a toda aquella persona que crea que puede sufrirlo. Ya sabéis, a la más mínima señal, al médico, si no es nada, mejor que mejor, y si lo es, pues a controlarlo antes de que se extienda.


¡Hasta la próxima!
Besos, Llanos.