Translate

jueves, 25 de septiembre de 2014

SALUD. La dermatitis seborreica

Con la llegada del otoño salen a la luz muchos desajustes de la piel,uno de ellos es la dermatitis seborreica. Seguro que más de uno habéis visto que hay épocas en las que os pica mucho la cabeza, os sale como caspa pero no es caspa y por lo tanto con tratamientos para ésta no se os pasa.


Si te interesa, quédate conmigo.


¿Qué es la dermatitis seborreica o seborrea?:
La seborrea o dermatitis seborreica es una enfermedad de la piel que afecta al cuero cabelludo, la cara y el torso. Se trata de una dermatosis inflamatoria crónica en la que hay una lesión elevada de glándulas sebáceas, como el cuero cabelludo, frente, orejas y aletas de la nariz. No obstante, es importante señalar que la dermatitis seborreica no es una enfermedad de las glándulas sebáceas. Las lesiones individuales son máculas y pápulas sobre una base eritematosa-amarilla a menudo grasienta, asociadas habitualmente a formación de escamas y costras.
Es causante de piel rojiza, irritada, escamosa y casposa. Afecta en particular a las zonas de la piel ricas en glándulas sebáceas.
Se cree que está causada por la alergia al hongo Malassezia furfur (conocido anteriormente como el Pityrosporum ovale) en personas con poca inmunidad y una alta producción de sebum. En una persona de funcionamiento normal, el hongo prospera sin problemas, pero en aquellos afectados por la seborrea, la epidermis del cuerpo responde de manera no favorable a la infección, inflamándose y soltando escamas microscópicas en un intento fallido de librarse del hongo. La descamación se denomina pitiriasis, parecida a la caspa infantil, la hiperproducción de la glándula sebácea puede favorecer a la untuosidad de las escamas, ya que éstas no se desprenden fácilmente y las bacterias se desarrollan estando en el cuero cabelludo.
En resumen, como se extienda mucho quedas hecho un mapa. 

¿Cuándo y cómo aparece?:
La dermatitis seborreica puede aparecer muchos factores. Hay que distinguir entre causas internas y causas externas, son muchos los factores que afectan.

  • Internas: causas hereditarias, estrés, depresión, obesidad, dieta desequilibrada, alteraciones hormonales, tratamientos farmacológicos,...
  • Externas: champú demasiado astringente, demasiada fricción en el cuero cabelludo, contaminación y polución (agravantes), genética, uso continuado de drogas,...
Tratamiento:
Lo primero que hay que hacer es tomar medidas de higiene, hay que evitar aquellos productos que contengan detergentes, hay productos indicados para esta afección de venta en farmacias y parafarmacias. 
Se deben evitar los productos irritantes y los productos no deben contener grasa (oil-free). En cuanto al tratamiento durante los brotes, los especialistas recomiendan aquellos que contenga ingredientes como el bifonazol, el sulfuro de selenio, flutrimazol, y, sobre todo, ketoconazol, que es un fungicida. Existen también tratamientos con derivados de la brea y del alquitrán. Estos productos y su frecuencia de uso deben ser recomendados por el especialista, al igual que la forma de aplicación, ya que existen champús, geles, cremas y lociones.
Cuando nos encontramos con un brote de dermatitis seborreica es recomendable usar, además, tratamientos queratolíticos, aquellos que realizan una exfoliación y ayudan a levantar las costras. Los queratolíticos más usados son: ácido salicídico, urea, ácido retinoico, alfa-hidroxiácidos, peróxido de benzoilo y keluamida, éste ultimo es muy suave y se utiliza también para la costra láctea de los bebés en la emulsión Kelual de Ducray de los laboratorios Pierre Fabré.

Mi experiencia personal:
Desde que tengo recuerdo he tenido épocas en las que la cabeza me picaba una barbaridad, se me hacían costras, y, a causa de rascarme, se me llegaban a hacer heridas.Es por ello que el champú con Ketoconazol entró en mi vida hace ya muchos muchos años, no uso ninguno en especial, el que me receta el médico y me dan en la farmacia. Más o menos lo he ido controlando hasta hace un año y medio que cambié de un clima húmedo y poco contaminado a otro seco y con mucha más polución, todo ello acompañado de estrés y cambios hormonales por haber dejado los anticonceptivos. Tuve un brote que se me extendió por la cara y fue acompañado de otros problemas de los que hablaré en otro momento. 
Con la cara fatal fui probando cosas y, según mi experiencia, recomendaría:
  • Lo primero primerísimo, ir al médico.
  • Limpiar muy bien la zona con un limpiador para pieles sensibles e intolerantes, los hay de muchas marcas en la farmacia y parafarmacia, uno que funciona muy bien es el de Avene. Para una mayor limpieza se puede acompañar de agua micelar, pero nunca nada que nos pueda irritar.
  • Como hidratante durante los brotes, a mí me va muy bien la Kelual emulsión de Ducray junto a Sensibio DS crema o junto a Kelual DS crema, ésta última es la que tengo ahora mismo en el botiquín para echar mano de ella en cuanto me noto algo. Son muchas las marcas que tienen lineas para esta afección, elegid la que más confianza os de.
  • Tener la piel siempre muy bien hidratada. Las pieles con dermatitis seborreica empeoran cuando son tratadas con productos muy astringentes, una forma de defensa de la piel cuando le quitas demasiada grasa es producir más grasa aún y entonces es cuando vienen los problemas.
  • Evitar todos aquellos productos que tengan irritantes, maquillaje para pieles sensibles, el de Avene a mi no me sienta mal. También es cierto que cuando la piel está en pleno brote es difícil, por no decir imposible, maquillarla y que quede bien.
  • Protección solar alta o muy alta, importantísimo, el sol agrava el estado de la dermatitis seborreica.
  • No usar agua muy caliente al lavarse y huir de los secadores y planchas lo máximo posible, es otra forma más de irritar la piel.
  • Cuidado con los chamú anticaspa, pueden crear un círculo vicioso, además de que no son lo indicado, y con los tratamientos de nutrición del cabello que suelen llevar irritantes, hay que evitar que tengan contacto con el cuero cabelludo. Los champú que mejor me van son aquellos que tienen una función purificante sin siliconas.
  • Los cambios de estación afectan, en mi caso, en otoño e invierno estoy peor.
  • Y por último, paciencia, mucha paciencia, habrá épocas en las que lo tendréis fenomenal y otras en las que ni con el mayor de los cuidados se vaya la rojez, paciencia. Hay que hacerse a la idea de que es una afección crónica y estamos continuamente expuestos a factores que nos la pueden "despertar", pero os aseguro que una vez que la vayáis controlando no volverá a ponerse tan mal.
Espero que os haya parecido interesante y haya podido servir de ayuda. Muchas gracias por leerme.
¡Un beso!
 
P.D. Lo que cuento lo hago desde un punto de vista personal adquirido a través de la experiencia, si estoy equivocada en algún aspecto no dudes en corregirme.